La alquímia científica o la Química Nuclear. Tercera Parte. Kervran y las pruebas de las transmutaciones en geología.

Queridos lectores.

Las Transmutaciones en Geología.

Las Transmutaciones en Geología.

Después de mis dos post anteriores, hoy voy a extender las investigaciones que realizó el científico francés Louis Kervran en el terreno de la geología. Gran parte de la información se ha obtenido de la reedición al italiano de 2008 por parte de la editorial Macro Edizioni de “Las pruebas en geología y física de las transmutaciones a baja energía”, publicadas en 1973 y prácticamente desaparecidas de contexto. 

UN POCO DE GEOLOGÍA BÁSICA. 

Composicíon Química de la Tierra.

Composicíon Química de la Tierra.

En el gráfico de la izquierda podemos ver la composición química de la Tierra. Por el hecho de que oxígeno y silicio son por amplia mayoría los elementos más presentes en la Tierra, el 95% de los minerales y rocas de la Tierra contienen silicio, y esta gran familia se conoce como los silicatos que forman al mismo tiempo una vastísima red de familias y subfamilias ampliamente estudiadas. El cuarzo (Si O2) es el mineral más abundante, seguido de los minerales constituidos por silicatos de aluminio, hierro, etc… La roca más presente en la corteza continental es el granito, compuesta a si misma y principalmente de cuarzo, feldespato y mica (todos minerales silicatos). Kervran centró sus estudios en diferentes tipos de granitos, encontrando que durante su formación, se podían producir de manera natural y a presiones de 50 atmósferas y temperaturas de 850 grados las siguientes transmutaciones.

  • Transmutación regresiva del Silicio al Aluminio (Si – H –> Al) 
  • Transmutación regresiva del Calcio al Magnesio (Ca – O –> Mg)  
  • Transmutación del Sodio al Potasio (Na + O –> K) 
  • Transmutación regresiva del Hierro al Cromo (Fe – He –> Cr) 
Tales temperaturas son absolutamente normales a unos 10 Km de profundidad del suelo, allí donde el granito como roca ígnea se forma a partir de la liquefacción de los silicatos.

INVESTIGACIONES DE CAMPO. BUSCANDO PISTAS.

Piroxenos y Anfíbolos de la Bastogne.

Piroxenos y Anfíbolos de la Bastogne.

Kervran estudió la composición química de los piroxenos y los anfíbolos de la región de La Bastogne en las Ardenas belgas (véase cuadro de la derecha marcado con A y con P), a partir de los resultados publicados en el boletín del Musée Royal d’Hist. Nat. de Belgique titulado “Las Rocas Graníticas y anfíbolas de la región de la Bastogne” del año 1882 por A. Renard, que había recogido las investigaciones que sobre la zona habían realizado durante años varios geólogos como Gustave Rose, y ratificados a posteriori por Louis Duparc de la Sociedad Geológica de Ginebra. Se trata de un tipo de granitos que se formaron en períodos diferentes del tiempo pasado, siendo el piroxeno posterior al anfíbolo que es lo que aquí nos importa. 

Los resultados para las augitas y las eufótidas o gabros obtenidos son mostrados en el cuadro siguiente;

Parecía que la roca posterior había transmutado del silicio al aluminio.

Transmutación en la hornblenda.

Transmutación en la hornblenda.

En un estudio más a fondo sobre las hornblendas, un míneral típico de los anfíbolos el resultado era el que podemos ver a la izquierda. Las diferencias entre el óxido de silicio (siO2) y el de aluminio (Al2O3) se disparaban de un 2% a un más que significativo 10%, algo cada vez más sospechoso de que efectivamente la transmutación sin duda se producía. El análisis más detallado que podemos ver en el gráfico de más abajo sobre los diferentes minerales que integraban las rocas no arrojaba ninguna duda. El aumento de MgO se producía en detrimento del Ca O, el de el K2O (potasio) se producía en detrimento del Na2O (sodio), y al mismo tiempo se producía la transmutación isotópica del hierro, que respondía al incremento del óxido de hierro II versus el óxido de hierro III.

Cuadro general piroxenos anfibolos.

Cuadro general piroxenos anfibolos.

BUSCANDO MÁS PISTAS SOBRE LA TRANSMUTACIÓN DEL SILICIO AL ALUMINIO.

Pruebas en los ensayos nucleares en África.

Decidido a contrastar su hipótesis, Kervran se lanzó a investigar sobre el terreno en la región de Eker, en el macizo granítico de Taourirt Tan Afella que se había formado durante la orogénesis del Ahaggar al sur de Algeria (y por entonces colonia francesa), una formación granítica precambriana donde el 1 de mayo de 1962 se había producido una prueba nuclear a 300 metros de profundidad, conocida como El Accidente de Béryl. La energía de la explosión fue el equivalente a una tonelada de TNT y creó una cámara esférica de 15 metros de diámetro. La temperatura que sufrieron las paredes durante la explosión fue de unos 2.4000 grados y la presión de unos 400 kilobares.

Los resultados obtenidos fueron los siguientes;

Variación del SiO2 versus el Al2O3 en los granitos de Eker por resultado de la explosión atómica

Variación del SiO2 versus el Al2O3 en los granitos de Eker por resultado de la explosión atómica

Kervran comprobó por tanto, que la disminución del cuarzo Si O2 (silicio) iba a consecuencia de un aumento del Al2O3 (aluminio). Por si quedan algunas dudas, el cuadro siguiente nos ofrece la distribución de silicio y aluminio versus profundidad del yacimiento.

Variación del SiO2 versus el Al2O3 versus profundidad

Variación del SiO2 versus el Al2O3 versus profundidad

Pruebas en los cráteres de impacto.

Decidido a seguir encontrando pruebas que apuntasen a la idea de la transmutación del Si – H –> Al, Kervran investigó los cráteres de impacto del pasado con la hipótesis de que las elevadas temperaturas que se debieron de producir durante el impacto (unos 2.500 grados aproximadamente) y que son parecidas a la que se producen durante la formación de los diferentes granitos, hubiesen provocado el mismo rastro en forma de transmutaciones. Para ello, Kervran también consideró de investigar las transmutaciones del Ca – O –> Mg y del Na + O –> K que había observado en La Bastogne.

El primer cráter que investigó Kervran es el de Rochechouart cerca de Limoges, que posee una antigüedad de 190 millones de años y mide aproximadamente unos 11 km de diámetro. Kervran analizó los gneis y los granitos, y encontró estas diferencias que serían de la transmutación del Na + O –> K;

Diferencias entre Na y K en el crater Rochechouart.

Diferencias entre Na y K en el crater Rochechouart.

Una diferencia que si bien es sospechosa, no es ni mucho menos significativa.

Sin embargo, donde se obtuvieron los resultados más significativos fue en los cráteres de impacto de Canada, sobretodo a raiz de los estudios sobre el terreno efectuados durante los años 1971 y 1972 por varios geólogos canadienses a petición de George Choubert, un geólogo que había publicado varios artículos relacionados con estudios de las catástrofes del pasado y ya había hecho un estudio supuestamente tutorado por Kervran sobre los granitos del Oeste Africano, en los que pidió el análisis de los 10 elementos implicados en la transmutación. Choubert y Kervran habían presentado sus resultados sobre la explosión nuclear en el congreso de Geología de Moscú de 1971 ante el escepticismo y la incredulidad de los asistentes. Los datos más interesantes, son los que se efectuaron sobre los cráteres de impacto de Manicougan de 65 km de díametro y sobretodo el de Charlevoix de entre 27 y 56 km, situados en la región de Cóte-Nord al nordeste del Quebec, donde se observaron estas diferencias significativas entre la zona del impacto y las limítrofes; 

Diferencias en el crater de Charleroix en Quebec, Canada.

Diferencias en el crater de Charleroix en Quebec, Canada.

Demasiadas casualidades pensó Kervran.

Por otra parte, este estudio llamó la atención del geólogo P.A. Korolkov, que estimó que era posible con ello encontrar una posible explicación de la transmutación del Silicio al Aluminio, en la que se produciría entre la ortosa (un tipo de feldespato) y la moscovita (un tipo de mica). Según Korolkov, sería un tipo de “metamorfismo espontáneo”, algo imposible de explicar sin las transmutaciones a baja temperatura.

KAlSi3O8  (Ortosa) + H2O  –>  (Moscovita) 2 KAl2(Si3Al)O10(OH)2  + 8 SiO2 + K2O

Para ello, el gráfico siguiente es bastante significativo. Si nos fijamos a estructura química y mórfica, es prácticamente la misma.

Estructura de la ortosita y la muscovita

Estructura de la ortosa y la moscovita. Nótese las diferencias significativas.

LA INVESTIGACIÓN POR VÍA FÍSICA. EL EXPERIMENTO DEFINITIVO. 

Pero todo esto, era papel mojado sino se demostraba empíricamente. Kervran tenía por tanto la necesidad de demostrar que sus suposiciones sobre investigación del terreno eran ciertas a partir de datos experimentales, y para ello montó el siguiente experimento que debería de cambiar la historia de la geología, como las transmutaciones deberían de cambiar la biología; Kervran replicó la metamorfosis de las rocas, y encontró trazas innegables de transmutación.

Para ello, Kervran sometió un fragmento de piropo(un tipo de granito) a una presión de 50 Kb. Empezó subiendo la temperatura lentamente hasta los 500°C, luego hasta los 600°C, 700°C, 800°C y 900°C con paradas y mantenida constante durante un cuarto de hora, y bajada y mantenida finalmente durante solamente 4 minutos a 850°C. La composición química del Piropo para el experimento era la siguiente;

Piropo;   56%    Mg3Al2(SiO4)3

Almandino;    27%    Fe3Al2(SiO4)3

Grossularia;   17%     Ca3Al2(SiO4)3

El resultado fue el siguiente.

Resultado después de aplicar la presión.

Resultado después de aplicar la presión.

Un aumento del Silicio ( Mg + H –> Al o Mg + He –> Si  ) y el aluminio (la conocida Al + H –> Si), escaso aumento del Mg y del Ca (quizás por la relativamente baja temperatura), pero sobretodo un considerable aumento cromo (Cr) a costa de una considerable disminución del manganeso (Mn) y del hierro (Fe).

Nos vamos a centrar en analizar la transmutación del Hierro al Cromo y su análisis isotópico. No es necesario demostrar que las otras transmutaciones son posibles, sino que demostrando una ya es suficiente para tener que replantearse todo el modelo nuclear y aceptar el nacimiento de una nueva ciencia, la química nuclear geológica. Esta es la relación entre el Hierro y el Cromo antes y después de la presión;

Análisis de la transmutación del Hierro al Cromo antes y después de la presión.

Análisis de la transmutación del Hierro al Cromo antes y después de la presión.

NO hay duda. El análisis isotópico también parece ir a favor de la transmutación. Si analizamos los datos de los diferentes isótopos encontramos unas diferencias prácticamente despreciables.

Isótopos del Hierro y del Cromo.

Isótopos del Hierro y del Cromo.

Fe54        –         He4    –>     Cr50 (Isótopo Fe-54)

53,9566   –   4,0038    =    49,9527   o  Cr50 = 49,9616 –> ∆ = 0,0089

Fe56        –         He4    –>     Cr52 (Isótopo Fe-56)

55,9526   –   4,0038    =    51,9487   o  Cr52 = 51,9569 –> ∆ = 0,0082

Fe56        –         He4    –>     Cr52 (Isótopo Fe-57)

55,9534   –   4,0038    =    52,9495   o  Cr53 = 52,9495 –> ∆ = 0,0079

Fe57        –         He4    –>     Cr53 (Isótopo Fe-57)

57,9584   –   4,0038    =    53,9545   o  Cr54 = 53,9560 –> ∆ = 0,0014

Finalmente, en el cuadro siguiente vemos una posible estructura del núcleo de Hierro y Cromo propuesta por Kervran.

Estructura del Hierro y del Cromo propuesta por Kervran

Estructura del Hierro y del Cromo propuesta por Kervran

CONCLUSIONES FINALES Y PERSONALES DE LOS TRES POSTS SOBRE ALQUIMIA CIENTÍFICA. 

Me cuesta mucho creer que millones de libros escritos durante años y años sobre alquimia, no se sustenten sobre datos empíricos contrastados. Es más, no me lo creo. El hecho de que la medicina china le otorgue al sodio (yang) y al potasio (ying)… ¿ no tendrá que ver con el hecho de que desde siempre se ha sabido sobre el papel de las transmutaciones en la vida? La ciencia actual carece de observación y de intuición y se aferra a la materia como sustento a sus explicaciones. El problema como hemos visto, es que la vida es un sistema demasiado complejo para ser estudiado con esas herramientas.

Sin embargo, las palabras “alquimia científica” pueden inducir a error. Me gustaría hablar de la verdadera alquimia en este blog pero entiendo que no es procedente. Y es una lástima. Una verdadera lástima. La razón, es que el mundo no está preparado para saber lo que es la alquimia. 

En estas tres entradas sobre alquimia, hemos hablado de transmutación. Ni un solo protón o neutrón ha sido creado de “la nada”. En las proximas entradas, vamos a hablar de la materialización y de la obra de uno de los más grandes científicos olvidados; Georges Lakhovsky. Y lo haremos, sin violar ningún principio físico establecido.

BIBLIOGRAFÍA Y ENLACES SOBRE TRANSMUTACIONES GEOLÓGICAS. 

Alteración de rocas por parte de micro-organismos. 

  • Berthelin J., Altération microb. d’une arène granitique, C.N.R.S., Pédol. Nancy, 1971.
  • Cambefort H. Introduction a la Géotechnique. (v. pp. 107-110) Eyrolles, Paris, 1971.
  • Fusev P. et Hyvert G., C.R. Acacl. Sc. Paris, 29 juin 1964.
  • Kervran L., Comm. 1er Congres International sur la détériorent des pierres en oeuvre, La Rochelle, 1972.
  • Romanovsky v., Comm. 1er Congres International sur la détériorent des pierres en oeuvre, Centre de Rech. et d’Etudes Océan., Paris, 1973.
  • Kervran L., Comm. au 3er Congres Internacional lnterpetrol, Roma, 1973.
  • Paleni A., Textos del 3er Congres Internacional lnterpetrol, Roma, 1973. (édit. Poligrafico Artioli, Modena).
  • Monnet B. et Millot G., La Malad. des grès de la cathédral. de Strasbourg, Bull. Sery. Carte Géol. Ais., Lor., pp. 131-157, 1967.
  • Penner el Coll., Investigation of heave in Billings shale, Canad. Géotechnique. Journal. Vol.VII, numero 3. p. 333, Aug. 1970, Ottawa.

Metamorfismos de los minerales. 

  • Bourgeois L., Reprod. par voie ignée d’un  certain nombre. d’esp. miner: apart. aux familles des silicates, des titrantes et des carbonates, Thèse. Gauthier-Villars. Paris, 1883.
  • Duparc L., Sur la transf. du pyroxène en amphibole, Bull. Soc. Franç. de Minér. Paris. 1908.
  • Duparc L., Titres et public. scient., Genève, 1924.
  • Pomerol Ch. et Fouet R., Les roches métamorphiques., PU.F., Paris, 4′ édit. 1969.
  • Renard L., Les roches grenatif et amphibol. de ia région de Bastogne, Bull. du Musée Royal d’Hist. Nat. de Belg., Bruxelles, 1882.

Granitogenesia. 

  • Choubert G., L’origine du granite el ia phys. nue!., Notes et Mém. du Serv. Géol du Maroc, nO95, Vol. VI, pp. 167-214, Rabat, 1952.
  • Choubert G., Les granites de l’Ouest Africain, UNESCO, Ress. Natur, t. VIII, pp. 53-93, Paris, 1968.
  • Choubert G., Les gran, du N.B. du Brésil, La Chrono des Mines et cie la Rech. Min., nov. et déc. 1970, Paris (B.R.G.M.).
  • Choubert G., Comm. au 1″ Congres Intercional. de Géochimie, Moscou, 1971.
  • Lombard J., Gran. et traces d’étain dans ie N. Cameroun, Bull. Soc. Géo!. de France, 1954 (et dans UNESCO, Ress. Natur., 1968, t. VIII).
  •  Michel·Levy A. et Wyart J., Reprod. artif de minér. silicatés, Mém. Soc. Géol. de Fr., Paris, 1947.
  • Winkler, La genèse des granites, c.R. Acad. des Sc. Paris, 1960.
  • Winkler, La genèse des roches métamorph., Orphys, Gap, 1966.
  • Wyart et Sabatier, Transf des sédim. argil. appiic. à ia granit., C.R. Ac. Sc. Paris, 1959 et cliverses pub!. de Wyart.

Sobre la explosión atómica subterrania en Ekker. 

Tectitas e impactos

  • Choubert G., 1″ Congr. de géoch., Moscou, 1971.
  • Choubert G., Bull. du Serv. Géol. du Maroc, Rabat, 1973 (à l’impression).
  • Cunie, Roudot etc., Analyses clans des cratères météoritiques au Canada 1971- 1972 (non publiées).

Investigaciones en Russia. 

  • Korolkov P.A.. Chap. dans livre de Neiman, 1971 et comunic. diverses par lettres, en 1972-1973.
  • Neiman Y.B., Probl. de Transmutations dans la Nat .. Concentré et dispers. (ouvrage collectif, en russe). Aiastan-Erevan, 1971.

Metalogenesia. Papel del cobre en la biología. 

  • Masoero P., Notiz. ed Osservaz. sul 8iochim. el sul. Impiego dei Rame, Sc. e Pralic. Zoolec.. 1969 XLJl, 1970 XLIII, Torino.
  • Kervran L., Le probl. des Carences, La Vie Claire, Paris. sept. et oct. 1972.

Diferentes obras. Anomalías remarcables en geología clásica. 

  • Bellair P. ct Pomerol Ch. Elém. de Géolog., Armand Colin, Paris, 1971.
  • Cailleux A. (de Cayeux), Trente mllions de siècles de vie. A. Bonne. 1959. ou Trois milliards d’années de vie, Planète, Deneel, Paris, 196-t et nombreaux: ouvrages sur la géol. aux P.U.F. etc.
  • Derrey F, La terre, cette inconnue, Préf. de J. Lombard. Planète. Denee!. PaIb. 1964. Fischhoff, Bull. du Cercle de Phys., A. Dufour, Paris. 1963.

Contestatarios de la física oficial. 

  • Sivadjian, v. nombreuses rérér. p. 223 de Transmutations. à faible énerg. 1972.
  • Nahon Ch., Gravitation, nO 8, Marseille, 1970 et Tempo Nuovo. jam·. 1973. Naples.
  • de Puymorin R., Les actions à distance, Les forces électriques, statiques et grav., Gauthier ViIlars, 1948, Paris.
  • de Puymorin R., L’altèra. de la force coulomb. par le moviment., I.E.A., nO 2, X, année, Cordoba.

7 comentarios el “La alquímia científica o la Química Nuclear. Tercera Parte. Kervran y las pruebas de las transmutaciones en geología.

  1. varín dice:

    Muchas Gracias por el esfuerzo en traer estos datos, con años ya¡

    Algún día empezaremos a educar de manera humana y racional: contando todo lo que sabemos, no meramente lo que queremos “informar” y guardando lo que no queremos informar y “enterrando” lo que no comprendemos y lo que consideramos que puede ser liberador o útil en nuestra evolución: estaremos reconociéndonos como hermanos, y portanto estaremos compartiendo todo el saber, el probado y el hipotético, sin “guardarnos” o “esconder” nada: ¿ no es eso lo que una civilización humana armónica haría ? ( las posibilidades de avance se multiplicarían exponencialmente, ya que se evitaría lo que acurre hoy día: se subvencionan estudios que se saben falsos sólo para “marear la perdiz” y que no haya avance, mientras que otros estudios significativos no son conocidos y permanecen en almacenes de universidades “controladas” ).

    Abrazos

  2. Artur Sala dice:

    Gracias Varin. Este blog pretende informar exclusivamente de ciencia ocultada y en este sentido, ofrecer algunas cosas que son novedades como el tema de la transmutaciones geológicas. No tengo ninguna duda de lo que dices, y supongo que hablas de la masa crítica que debe reconducir la situación global mundial. Quiero hablar de Rupert Sheldrake y los campos morfogenéticos, y lo quiero hacer porque tus palabras aunque bonitas, tienden a ser muy mal interpretadas sobretodo por las corrientes New Age.

    Saludos cordiales.

  3. juancho dice:

    gracias por todo , parece imposible, las cosas no son como las cuentan , gracias

    • Artur Sala dice:

      Gracias a ti Juancho.

      • Azkartu dice:

        A Arturo SALA & a tod@s l@s magnific@s colaborador@s :
        Esto si que es AMOR A LA CIENCIA , a la verdadera Curiosidad ilimitada & sin prejuicios !!!
        Esperamos conoceros un dia , y que continuéis con vuestro Amor altruista al Saber & la DIFUSION del Conocimiento !

  4. […] de Darwin o la inmutabilidad de los elementos químicos (ver entradas anteriores(I), (II), (III)), sean completamente falsos. Y de hecho, lo […]

Los comentarios están cerrados.