Wilhelm Reich y el descubrimiento del orgón. Tercera Parte. Del descubrimiento de los Biones a la energía orgónica.

Queridos Lectores.

Wilhelm Reich y Roger Du Teil en Noruega, 1937. Foto de la galería fotográfica de la Fundación Wilhelm Reich .

Wilhelm Reich y Roger Du Teil en Noruega, 1937. De la galería fotográfica de la Fundación Wilhelm Reich .

Como explicaba en mi anterior entrada, la aparición del libro “Los Experimentos con Biones” significó metafóricamente una declaración de Guerra contra la visión Pasteurista oficial de que la vida no podía generarse a partir de la no-vida. Sin embargo, el prestigioso biólogo Roger Du Teil se carteó con Reich al replicar con éxito sus resultados, hecho que logró con un microscopio sensiblemente menos potente de 2.500 aumentos. Ahora bien…  ¿ Que energía estaba detrás de ese proceso de auto-organización espontánea que Reich acababa de descubrir, y que terminaba en estas diminutas formas esféricas pulsantes que se auto-organizaban para formar amebas, paramecios y otras estructuras orgánicas vidas y plenas?

Como vimos en la anterior entrada, solo una pista tenía Reich y esta era que fuera lo que fuera esta energía se comportaba al revés que la electricidad convencional y al revés de las leyes termodinámicas al uso, al crear estructuras organizadas allí donde por lógica y sentido común debía de imperar solo el caos y el desorden.

La Biopatía del Cáncer.

Ahora bien, si bien la carga eléctrica podía ser la responsable del movimiento de los biones, la responsable de la pulsación debía de ser otra cosa. Reich especuló con que el halo azulado que observaba aparecer alrededor de los biones debía de ser de un tipo de energía responsable de tal pulsación, ya que cuando este halo se desvanecía las células morían. A este halo azulado energético, lo llamó orgón. 

Fig 61a. Biones de Carbon penetran en clara de huevo. Diferentes formas biónicas. Ref; La Biopatía del Cáncer.

Fig 61a. Biones de Carbón penetran en clara de huevo. Diferentes formas biónicas. Ref; La Biopatía del Cáncer.

Desde el período de 1940 hasta 1943, Reich estudió al microscopio las estructuras protozoarias tales como estafilococos, estreptococos y sobretodo los Bacilos-T que se producían por degeneración y muerte de la materia proteínica, encontrando una gran similitud en comportamiento con las células cancerígenas, en el sentido de que al igual que ellas crecen aisladas, se reproducen a gran velocidad, y no necesitan oxígeno para reproducirse (anaeróbicas). Repitió los procesos de auto-clave, y se encontró que los biones y los Bacilos-T tenían comportamientos similares, aunque unos significaran el nacimiento de la vida y los otros la muerte. Para certificar su hipótesis, Reich inoculó varias dosis de Bacilos-T en ratones, con el resultado de que casi todos desarrollando grandes tumores, y murieron al poco tiempo. La relación por tanto de causa efecto entre Bacilos-T y cáncer estaba demostrada.

Bacilos-T presentes en el carcinoma del epitelio gástrico de un ratón contaminado. Fig 58b de "La BIopatía del Cancer".

Bacilos-T presentes en el carcinoma del epitelio gástrico de un ratón contaminado. Fig 58b de “La BIopatía del Cancer”.

Símbolo del ciclo de la energía orgónica.

Símbolo del ciclo de la energía orgónica.

Con esta observación, Reich formuló un hipótesis brillante; toda forma de vida obedece una ley natural de disociación en dos formas a partir de la unidad (formación de unidades elementales llamadas biones y sus opuestos Bacilos-T) y la funcional antítesis de unidad con lo desasociado (células y protozoos desarrollados). En otras palabras, la vida nace con la muerte adosada y viceversa, y la enorme complejidad subyacente a la vida solo puede aparecer por un proceso de reorganización espontánea. Esto permitió establecer el símbolo de la energía orgónica que viene a decir que desde una materia bionosa, se produce un equilibrio entre vida y muerte es decir, entre biones y celulas T, entre sistema simpático y parasimpático, entre emoción psíquica sexual y excitación fisiológica, entre psique/neurosis y soma/lesión física, entre ying y yang, etc…

Tumores en ratones inoculados con Bacilos T y Bacilos T en el peritoneo del mismo.

Tumores en ratones provocados por inoculación de Bacilos T y Bacilos T en el peritoneo del mismo roedor. Ref; La Biopatía del Cáncer.

Y como toda ley lleva consigo una nueva hipótesis, Reich especuló con el hecho de que los biones llenos de energía orgónica podían paralizar los Bacilos-T carentes de ella y con ello por tanto, encontrar una forma de detener la propagación de tumores cancerígenos. Era por tanto imperioso, encontrar una forma de acumular energía orgónica. Así que Reich se lanzó a la búsqueda de que materiales podían acumular dicha energía.

Potenciales Biónicos Medidos en el experimento XX. Nótese como destaca la lecha cruda sobre la pasteurizada, así como la orina y el agua bionizada.

Potenciales Biónicos Medidos en el experimento XX. Nótese como destaca la leche cruda sobre la pasteurizada, así como la orina y el agua bionizada. Ref; La Biopatía del Cáncer Pag 64.

La búsqueda del Orgón.

Por un lado, Reich especuló con el hecho que las impresiones visuales que tenemos al estar en una cámara oscura no eran debidas a aberraciones ópticas de nuestra retina como sostenía la óptica, sino que por el contrario, se trataba de efectos reales captados por nuestra vista.

Resultados del Experimento XX. Ref; La Biopatía del Cáncer pag 66-67.

Algunos de los resultados del Experimento XX. Ref; La Biopatía del Cáncer pag 66-67.

El lector habrá comprobado lo fácilmente que se pierde la cobertura telefónica en el interior de un ascensor, o como se pierde la señal de radio en el interior de un túnel salvo que alguien instale un repetidor. La radiación electromagnética no puede penetrar los metales, hecho que se conoce como celda de Faraday. De esta manera sabemos que en caso de una tormenta eléctrica donde estaremos más seguros es en el interior de un coche, ya que en caso de que caiga un rayo este será absorbido por el metal y no penetrará en el interior del vehículo.

Foto. Glóbulos rojos rodeados de un halo blanco (azul en realidad) de orgón a 2.700 aumentos. Fuente; http://compartir-wilhelmreich.blogspot.com.es

Glóbulos rojos rodeados de un halo blanco (azul en realidad) de orgón a 2.700 aumentos. Fuente; http://compartir-wilhelmreich.blogspot.com.es

Conocedor de este hecho y como ya suponía que dicha energía parecía comportarse al revés que la electricidad normal que es claramente no orgánica y no propia para nada de la vida, Reich introdujo en una cámara de Faraday substancias altamente biónicas versus un control no bionizado, realizando fotografías en exposición sobre una película hecha de sulfato de zinc, y encontrando con ello notorias diferencias. En la medida en la que el experimento XX se desarrollaba y se hacían más y mejores medidas, Reich encontraba con que el agua bionizada tenía más y más PA, y esto provocaba efectos cada vez más complejos en el laboratorio. Había cosas que podían ser discutibles, como el hecho de que las manos se volvían de color azulado, se notaban efectos psicológicos beneficiosos, pero había hechos físicos y palpables que eran incuestionables. Reich reparó especialmente en el hecho de que las películas de fotos se velaban misteriosamente, hecho que demostraba que la energía orgónica podía traspasar todo tipo de materiales. Al mismo tiempo, la velocidad de penetración dependía del tipo de material, lo cual, era una característica que demostraba que no se podía tratar de energía electromagnética ya que esta supuestamente se propaga a una velocidad constante.

Acumulador de Orgón  para sesiones de terapia anti-cancerígena.

Acumulador de Orgón para sesiones de terapia anti-cancerígena.

Al mismo tiempo y auspiciado por la pista que suponía la presencia de coloides, parecía que cuando más energía orgónica había menos tendencia había al equilibrio, o lo que es lo mismo, más patrones de reorganización espontánea parecidas a la vida. En el caso de un foco caliente y uno frío, o de una pila con potencial positivo y negativo conectadas, la naturaleza tiende a equilibrar y no a hacer más grande el desequilibrio. Lo que Reich se encontró, era justo lo contrario, demostrando paralelamente, una gran sensibilidad con el tiempo atmosférico y con la humedad relativa en el laboratorio. Se trataría por tanto de una violación de la famosa segunda ley de la termodinámica, de la que hablaba en este anterior enlace para que el lector seguidor de este blog entienda como poco a poco, vamos cerrando el círculo.

Esquema del experimento que permitió encontrar que materiales orgánicos atraían el orgón y como el hierro lo atraía y lo repelía. La Biopatía del Cáncer. Pag 111.

Esquema del experimento que permitió encontrar que materiales orgánicos atraían el orgón y como el hierro lo atraía y lo repelía. La Biopatía del Cáncer. Pag 111.

Conocedor Reich de la especial simbiosis del agua con el orgón, especuló con la existencia de un orgón atmosférico, y comprobó que pese a su carácter omniprescente, la densidad de orgón dependía directa y principalmente del nivel de humedad relativa sobre el resto de los gases de la atmósfera. Para encontrar que substancias atraían el orgón, Reich diseñó un primer  experimento que consistía en un péndulo doble hecho de un material orgánico el primero y de un material metálico el segundo sobre una esfera de metal, encontrando que exclusivamente cuando se usaba una esfera de hierro y no otros metales como el cobre o especialmente el aluminio, el péndulo metálico se alejaba de la esfera mientras que el orgánico lo atraía. La conclusión era que los materiales orgánicos atraían el orgón, mientras que el hierro lo atraía para inmediatamente expulsarlo. Por tanto, si se construía un recipiente con capas alternadas de materiales orgánicos que se había comprobado poseer un elevado PA experimental como pudiera ser maderas nobles de haya o roble y hierro versus otro recipiente hecho con madera aglomerada y aluminio, se deberían de observar diferencias que en la medida en la que la alternancia entre dichas capas aumentaba, deberían de ser cada vez más notorias. Y efectivamente, así fue.

Foto. Acumulador de orgón de 4 capas de lana y una madera de pino noble, más 5 capas de hierro dulce, de 81 x 50 x 50 cm internos. Los resultados de los experimentos serán presentados para principios de 2014.

Foto. Acumulador de orgón de 4 capas de lana y una madera de pino noble, más 5 capas de hierro dulce, de 81 x 50 x 50 cm internos. Los resultados de los experimentos serán presentados para principios de 2014.

Lo primero que se detectó fue que al aumentar las capas de hierro y madera, aumentaba la diferencia de temperatura, pero curiosamente, este hecho se invertía en verano y en invierno, de manera que en invierno tendía a calentarse y en verano a enfriarse. Diferencias de hasta 8 grados en días soleados que luego se descubrió que eran en los que el orgón está más en superficie no podían deberse a errores de medida. También se detectó, que era en verano donde la diferencia de temperatura era más grande, hecho que demostró que el orgón tenía una tendencia natural hacia el frío. Y desde un punto de vista termodinámico, un estado frío es más ordenado que uno caliente y de manera recurrente, Reich descubrió comportamientos que contradecían las leyes de la termodinámica al uso.

Germinados de soja verde tratados en una cámara de orgón y en una falsa cámara de orgón como control. James De Meo. Ref: The Heretic's Notebook. Pg 168.

Germinados de soja verde tratados en una cámara de orgón y en una falsa cámara de orgón como control. James De Meo. Ref: The Heretic’s Notebook. Pg 168.

Al aplicarlo a pacientes con cáncer en sesiones de 15 minutos en acumuladores, los pacientes de cáncer experimentaban mejoras notorias y un importante decrecimiento tumoral, confirmando la hipótesis de que el orgón estaba relacionado con la formación de biones primero, y de que estos podían eliminar los Bacilos-T después. Es importante destacar que Reich especifica muy claramente en sus resultados, que sus acumuladores eran un buen medio paliativo pero no una solución definitiva al cáncer como se le ha acusado, conclusión a la que llegó después de realizar sesiones con un número suficientemente importante de pacientes. Reich no deja de realizar estudios psicoanalíticos a sus pacientes y si bien en los estudios casuísticos que presentó en “La Biopatía del Cancer” quedó claro que el origen de dicha enfermedad debería de ser netamente psicológico, y que el desequilibrio entre la pulsación vital es consecuencia y no causa de este desorden interno, no llegó a establecer nunca unas leyes fundamentales como si hico el doctor Hamer.

En definitiva, una energía que desafiaba directamente las leyes de la termodinámica y del electromagnetismo al uso, añadiendo una conclusión más a la lista de desafíos directos a las pilares más fundamentales de la ciencia moderna.

Conclusiones momentáneas.

Acumulador de Orgón original. Nótese la cantidad de capas que contiene.

Acumulador de Orgón original. Nótese la cantidad de capas que contiene.

En mis anteriores entradas sobre la teoría de los Colores de Goethe y sobre el descubrimiento de la electricidad fría, se ponía sobre la mesa la idea de que la comunidad científica desconoce que el color no esta formado solamente por ondas electromagnéticas que se diferencian exclusivamente por su frecuencia como la visión mecanicista newtoniana cree, sino por dos espectros siendo el espectro de la oscuridad desconocido. Al mismo tiempo, también vimos que la electricidad esta formada por dos flujos uno caliente y conocido y otro fría y desconocido. En las próximas entradas, vamos a ver como Reich llegó a las mismas conclusiones que Tesla, Schauberger y Steiner sobre este aspecto absolutamente fundamental para entender la naturaleza. Recomiendo encarecidamente al lector que no lo haya hecho, que lea estos dos artículos tan únicos como fundamentales de los grandes años de Borderland Sciences Foundation, así como mi artículo sobre el éter. Su lectura allanará mucho la comprensión de la obra de Reich y de su incalculable y perdido legado. En todo caso, el lector seguidor de mis entradas sobre Ciencias Tradicionales ya estará al caso de que Reich fue un enamorado de la Naturaleza y un gran observador de la misma en su entorno, y habrá establecido los mismos puentes que estos sabios olvidados del pasado a los que hacía referencia establecieron, porque la ciencia es nada menos que la observación sin prejuicios del mundo natural del que somos inevitablemente parte.

Para los que no puedan esperar, pueden leer el resto del artículo en la revista DogmaCero.

En este vídeo final, se puede ver un resumen de las aplicaciones y el significado que tiene el descubrimiento de la energía orgónica.

Actualización1; En el libro de reciente aparición Donde esta la verdad, en la que se habla del último período que va de 1948 a 1957, se publicaron la petición de Fósforo 32 en forma de fosfato de potasio radiactivo (20 milicuries) que Reich hizo a la Comisión Nacional para la energía Nuclear. Las peticiones pueden verse aquí y aquí. Este hecho tendrá extrema importancia en la siguiente entrada.

Nota final. El presente artículo es obra del autor y no presenta ningún tipo de derecho de propiedad intelectual. Solo se pide no sacar de él ningún tipo de lucro comercial y que de ser reproducido, se haga constar la fuente original aquí.

Bibliografía y Enlaces.

Royal Raymond Ryfe.

Wilhelm Reich.

Enlaces en español imprescindibles.

En Inglés.

Bioelectrónica Louis Claude Vincent.

Enlaces en francés.

Pdfs en francés.

Teorías filtracionistas, Bacilos T versus Bacilos BX y otros links interesantes.

Bibliografía de referencia y publicaciones en las que se basa este artículo (y siguientes).

  • [1.1] Wilhelm Reich. Análisis del carácter. 1933.
  • [1.2] Wilhelm Reich. Los experimentos con Biones. 1938.
  • [1.3] Wilhelm Reich. La Biopatía del Cáncer. 1948.
  • [1.4] Wilhelm Reich. Éter, Dios y Demonio. Superimposición cósmica. 1956.
  • [2.1] Ola Raknes. Wilhelm Reich y la Orgonomía. Publicaciones de la escuela Española de Terapia Reichiana. Prólogo de Xavier Serrano.
  • [3.1] James De Meo. Manual de la cámara de orgón. Natural Energy Works, Ashland, Oregon 1989.
  • [3.2] James De Meo. Heretic’s Notebook. Energy Works, Ashland, Oregon 2002.
  • [3.3] James De Meo. On Wilhelm Reich and Orgonomy. Natural Energy Works, Ashland, Oregon 1993.
  • [3.4] James De Meo. Pulse of the planet #1 (Primavera 1989) #2 (Otoño 1989) i #3 (1991).
  • [4.1] Roberto Maglione. Wilhelm Reich e la modificazione del clima. 2004.
  • [5.1] Trevor James Constable. The Cosmic Pulse of Life. 1976. Revisado en 1990.
  • [6.1] Pierre F. Walter. The Science of Orgonomy. 2010.
  • [7.1] Leon Southgate. Chinese Medicine and Wilhelm Reich. 2009.
  • [8.1] Courtney Baker. Annals of the Institute of Orgonomic Science. Vol 1-10. Septiembre 1984 – Diciembre 2005.
  • [9.1] Carlo Albini. Creazione e Castigo: La Grande Congiura contro Wilhelm Reich.  1997.
  • [10.1] Wilhelm Reich. ¿ Where’s the truth? Letters and Journals, 1948-1957. James E. Strick. 2012.

Enlaces en inglés imprescindibles.

James DeMeo de Orgonelab.

Entidades y asociaciones.

Estados Unidos y Canada.

Europa.

Otros.

Bibliografía anexa.

  •     Baker, Elsworth F.: Man In The Trap, Macmillan, NY, 1967.
  •     Bean, Orson: Me And The Orgone, St. Martin’s Press, NY, 1971.
  •     Boadella, David: Wilhelm Reich, The Evolution Of His Work, Henry Regnery, Chicago, 1973.
  •     Boadella, David (Ed.): In The Wake Of Reich, Coventure, London, 1976.
  •     Brady, Mildred Edie, “The Strange Case of Wilhelm Reich,” New Republic, May 26, 1947
  •     Cantwell, Alan, “Dr. Wilhelm Reich: Scientific Genius or Medical Madman New Dawn Magazine, May-June 2004.
  1. Cantwell AR, Blasband RA: “Bionous tissue disintegration in AIDS”. Journal of Orgonomy 22:220-228, 1988.
  2. Cantwell AR: The Cancer Microbe. Aries Rising Press, Los Angeles, 1990.
  3. Cantwell AR: “Bionous breakdown in degenerative disease”. Journal of Orgonomy 25:191-202, 1999.
  4. Cantwell AR: “Bacteria, cancer and the origin of life”. New Dawn, November 2003, pp 71-76.
  •     Eden, Jerome: Orgone Energy, The Answer To Atomic Suicide, Exposition, NY, 1972.
  •     Eden, Jerome: Animal Magnetism And The Life Energy, Exposition, NY, 1974.
  •     Greenfield, Jerome: Wilhelm Reich Vs. The USA, W.W. Norton, NY, 1974.
  •     Herskowitz, Morton: Emotional Armoring: An Introduction to Psychiatric Orgone Therapy, Transactions Press, NY 1998.
  •     Hoppe, Walter: Wilhelm Reich Und Andere Grosse Manner Der Wissenschaft Im Kampf Mit Dem Irrationalismus (Wilhelm Reich and Other Great Men of Science in the Battle Against Irrationalism), Verlag Kurt Nane Jurgensen, Munich, 1985.
  •     Laska, Bernd A.: Sigmund Freud contra Wilhelm Reich Auszug aus Laska, Bernd A.: Wilhelm Reich. Bildmonographie. Rowohlt, Reinbek 1981, 1999
  •     Mann, Edward: Orgone, Reich And Eros: Wilhelm Reich’s Theory Of The Life Energy, Simon & Schuster, NY, 1973.
  •     Mann, Edward & Hoffman, Ed: The Man Who Dreamed Of Tomorrow: A Conceptual Biography Of Wilhelm Reich, J.P. Tarcher, 1980.
  •     Martin, Jim: Wilhelm Reich and the Cold War, Flatland Books, Mendocino, CA, 2000.
  •     Meyerowitz, Jacob: Before the Beginning of Time, rRp Publishers, Easton, PA 1994.
  •     Moise, William S.: A Taste Of Color, A Touch Of Love, Hancock, Maine, 1970.
  •     Ollendorff, Ilse: Wilhelm Reich: A Personal Biography, St. Martin’s Press, NY, 1969.
  •     Overly, Richard: Gentle Bio-Energetics: Tools for Everyone, Gentle Bioenergetics Press, Asheville, NC, 1998.
  •     Reich, Peter: A Book Of Dreams, Harper & Row, NY, 1973.
  •     Ritter, Paul, Ed.: Wilhelm Reich Memorial Volume, Ritter Press, Nottingham, England, 1958.
  •     Sharaf, Myron: Fury On Earth: A Biography Of Wilhlem Reich, St. Martin’s-Marek, NY, 1983.
  •     Senf, Bernd: Die Wiederentdeckung des Lebendigen (The Rediscovery of the Living), Zweitausendeins Verlag, Frankfurt, 1996.
  •     Wilson, Robert Anton: Wilhelm Reich in Hell, Aires Press, 1998.
  •     Wyckoff, James: Wilhelm Reich: Life Force Explorer, Fawcett, Greenwich, CT, 1973.

15 comentarios el “Wilhelm Reich y el descubrimiento del orgón. Tercera Parte. Del descubrimiento de los Biones a la energía orgónica.

  1. Mario dice:

    Muchas gracias por sus artículos y muy buen trabajo.
    Tengo varias preguntas alejándonos un poco de esta profundización científica de la parte energética que construye la textura del universo:
    ¿Cómo influyen el orgón y el eter en el día a día de la vida humana?
    ¿Qué más energías viajan y construyen nuestro espacio imperceptibles para nuestros sentidos?
    Nuestros sentidos nos limitan a la hora de percibir las ondas o energías.¿No hay medios para sensibilizarlos (como la meditación) ?Pues hay personas que al igual que los superdotados nacen con partes del cerebro “desarrolladas” y pueden percibir el aura de las personas(¿orgón?) o la energía aquellos que ya se han ido.
    GRACIAS

    • Artur Sala dice:

      Hola Mario

      Estas preguntas absolutamente lógicas seran respondidas con mi investigación particular en las sucesivas 4 entradas siguientes. Al final de las mismas, te responderé lo que yo creo que es correcto. Por el momento te recomiendo que te des una vuelta por la web de Leon Southgate donde se responden a algunas de tus inquietudes y sobretodo a los enlaces de interés que colgaré en la proxima entrada que sera entre hoy y mañana.

      Recibe un cordial saludo.

  2. abd dice:

    Hola.

    En lo que comentas al principio de la entrada de los ratonces y los experimentos con las células T, sucede (no sé cómo se realizó éste, ni si será el caso) que cuando a un ratón le clavas una jeringa en una parte de su cuerpo genera un cáncer en esa zona, en la entrada viene nombrado el peritoneo, que como la Nueva Medicina Germánica explica pertenece al mesodermo antiguo (cerebelo) y responde a un conflicto de ataque, con proliferación celular en fase activa, para proteger de otros posibles ataques en esa zona, esto ocurre mucho en las personas cuando por neumotorax o derrame pleural, se les hace una punción (ataque) en el pecho para vaciar o drenar esa zona, y en consecuencia, se produce un aumento (cáncer) de la pleura, igual si la punción es más abajo, en el peritoneo.

    Muy interesante esto del orgón.
    Ayer vi un video y me preguntaba si tendría relación, y si no, si sabes qué energía es esa de la que habla.


    continua en la parte 2

    Un saludo y gracias por tu labor.

  3. Interesante vídeo, no es simplemente fotografia kirlian y el aura del dedo?
    si algo me apena es no tener tiempo en el ultimo año para investigar cosas como hacia antaño.

  4. Miguel dice:

    Hola Artur.
    Quisiera preguntarte si a traves´de ver la concentración de los Bacilos T en la sangre se podría tener un índice del grado de muerte o vida que tiene una persona; y si acaso a través de monitorear la concentración tanto de bienes como bacilos T a través del tiempo, por ejemplo en una persona que está haciéndose un tratamiento (cualquiera que éste sea) para cualquier dolencia, se podría saber a ciencia cierta y en el corto plazo si el tratamiento dará resultado o no. ¿qué piensas de esto?.
    Por otra parte, ¿no sería una prueba irrefutable de lo efectivo o no del acumulador de orgón en pacientes con cáncer, llevando un registro y evaluando las concentraciones de bienes y bacilos T?.
    ¿Porqué en internet no encuentro registros de estas mediciones? ciertamente puede ser que no he buscado bien, pero tú sabes algo de esto.
    Muchas gracias por tu respuesta y sobretodo por tus artículos.
    Hasta pronto.

    • Artur Sala dice:

      HOla Miguel.

      Reich siempre hablo de que el acumulador es un sistema preventivo pero nunca sustitutivo. Reich solo buscaba formas de detener enfermedades usando energia vital. Además, si lees la Biopatia del Cáncer, Reich tenía claro que el orígen de esta enfermedad era anímico y emocional, y algunas de las paginas del mismo, parecen sacadas de Medicinas como la NMG de Hamer. Por tanto, los Bacilos T solo son una consecuencia de un desorden, no la causa.

      Mi opinión es que tu hipótesis aunque interesante, peca de reduccionista. Hay muchos más factores que determinan una enfermedad. Buscar en la materia el orígen de la enfermedad es el error en el que ha caído la cultura occidental, en las “otras” es totalmente al revés. La materia (en cualquiera de sus formas) es el sustrato en el que se manifiesta la misma, y el bloqueo de la energia vital, es el mejor síntoma de ello.

      Un saludo.

      • Miguel dice:

        Gracias por tu respuesta.

        Sí, entiendo, y estoy de acuerdo. Todo trabajo que apunte a la sanación del ser humano debe empezar con la prevención. De hecho no debería de haber enfermos, y uno debería morir perfectamente sano.

        Lo que me llama mucho la atención es que en la Biopatía del Cáncer, Reich deshace tumores con su acumulador de orgón, claro que conjuntamente hacía un trabajo anímico y emocional en sus pacientes, sin embargo, Reich distingue en el plano físico cómo la energía orgónica a través de introducir la persona periódicamente en el acumulador de orgón es la que carga, principalmente la sangre y los tejidos, y que una vez que éstos están cargados orgonóticamente y recuperados, o sea, el aumento de carga biónica ha aumentado y la presencia de bacilos T ha disminuido, una vez que esto ocurre, la sangre así vitalizada deshace y destruye fácilmente un tumor alojado en el cuerpo, o cualquier agente extraño. Esto se va a demorar dependiendo del grado de acorazamiento que detente el paciente, y ahí sería muy bueno y conveniente el tratamiento anímico-emocional de la persona, para desacorazar a la persona, y permitir así que su cuerpo absorba mejor la energía orgónica dispensada periódicamente en concentraciones mayores dentro del acumulador.

        Entonces, mi cuestionamiento es que este examen de sangre que aplicaba Reich a mi parecer era formidable, porque a mi simple manera de ver, una persona que se está tratando con quimioterapia y tiene gran fe en que la quicio podría ayudarlo, podría salir de dudas al corto plazo a través de verificar las concentraciones de bacilos T v/s la de biones en su sangre para darse cuenta de si vale la pena seguir o no con el tratamiento, poniéndome en el caso de la mentalidad mayormente mecanicista que tiene la mayoría de la gente común y corriente, educada y enfrascada en el sistema. Es decir, este examen de sangre sería una manera simple de saber si se va por buen camino independiente del tratamiento que se siga, porque la presencia de bacilos T en cualquier organismo sería una señal inequívoca de que la dirección en que va su cuerpo es a la no-vida, es decir, va camino lentamente a la muerte, o está cerca de ella dependiendo de la concentración de estos bacilos que se tenga.

        A esto apunta mi comentario. Es muy preventivo a mi parecer. La farmacología en su mayoría es un gran fraude y más aún un gigantesco negocio, a vista y paciencia de la mayoría.

        Por otra parte, las enfermedades biopáticas antes de que se manifiesten en el plano físico, o sea, en el cuerpo, se han incubado quizá por años antes de aparecer. Se pudieron gestar por errores mentales – emocionales, afectando al sistema nervioso, que fueron, con el tiempo, desbalanceando el flujo bioenergético de todo el sistema, mental, emocional y finalmente físico.

        Y no olvidemos, a mi juicio, de lo más importante que nos dejó Reich, que demostró que la causa de este desbalance bioenergético que provocaba toda clase de desórdenes mentales y emocionales radica en el incorrecto flujo de la Energía Sexual, incluso el total bloqueo de esa energía libidinal y su excitación producto de la horrorosa enseñanza moral que este sistema expande. Entonces creo yo que antes de los orígenes de la enfermedad a que se refiere la NMG está este hecho, el bloqueo del flujo de la energía sexual en el ser humano. Antes de que la persona sufra esta o aquella situación traumática o difícil como una perdida de un ser querido o algún hecho vivencial fuerte como bien lo plantea la NMG, antes de esto, la mente individual (la concepción del mundo) de la persona que recibe estas experiencias está formada, bien o mal, en gran parte por el estado de su función sexual. Porque si su función sexual, el orgasmo, está obstruido, bloqueado, genera toda clase de desórdenes en su mente y emociones, debido a que su sistema se Carga y se Tensa continuamente, sin nunca o casi nunca descargarse parcial o completamente con la consecuente relajación del sistema que esto generaría. Desórdenes, éstos, que contribuirían a interpretar o vivir esta o aquella situación de una forma insana desarrollándose con el tiempo una enfermedad. En vez de interpretaría (viviría) de una manera sana y madura, como seguramente recibiría dichas experiencias una persona en la cual su función del orgasmo ha funcionado perfectamente, lo que contribuiría a tener una mente sana (sin desórdenes) unas emociones sanas, un cuerpo sano donde la energía vital (orgón) fluyera naturalmente.

        La mentalidad mecanicista de las personas en su mayoría, genera que dicha mayoría crea toda clase de absurdos, y les impide pensar por si mismo, o ver de una forma efectiva y eficiente.

        Cada persona debería ser su propio médico, con la ayuda de los demás si lo necesita, pero la principal es ella misma. Sin embargo, la mentalidad mecanicista en ellos les impide darse cuenta de la tremenda farsa del sistema medico-farmacéutico. Toman y toman fármacos esperando estar un poco mejor, a eso los han acostumbrado, a estar enfermos siempre. No se imaginan siquiera que lo normal y natural debe ser morir perfectamente sano, y no todo jodido.

        Pienso que debería haber un acumulador de orgón en cada casa de cada persona en este planeta.

        Entonces mis esfuerzos apuntan a hacerlo simple y alcanzable a la mayoría, a pesar de tener ellos una mente parcial o mayoritariamente mecaniscista. Y que tal vez con el examen de sangre de Reich disponible para todos, cada persona, sin necesidad de intermediarios interesados, pueda saber (mecánicamente, en una primera fase de toma de consciencia, que es como ellos entienden) si lo que está haciendo para sanarse le está dando los resultados esperados. Si esto puede ser así, le podría ahorrar millones a él y su familia, le evitaría muchos “efectos secundarios”, y podría evitarle mucho dolor y sufrimiento.

        Creo que ese examen de sangre, entre otras cosas claro está, le costó la vida a Reich, porque es una forma totalmente práctica y accesible de demostrar la farsa del ineficaz sistema médico farmacéutico. Si ese examen es lo que yo imagino será de gran ayuda en este sentido. Todo esto me gustaría comprobarlo, sin duda, primero me tengo que conseguir el famoso microscopio, que en la actualidad los hacen electrónicos y no sirven, como tu bien dijiste en alguna de tus entradas a este blog, porque para ver en esos microscopios se debe ver con la sangre ya muerta. Al parecer no es fácil conseguirse uno de esos microscopios ópticos en la actualidad, pero debe haber. Por eso te preguntaba (de una manera indirecta al principio) si habías dedicado tiempo a reflexionar sobre este tema. Yo vivo en Chile, tú en España, acá casi no existe nada de esto, allá hay varios institutos de orgonomía, está Carlos Frígola, te has relacionado con Demeo, entonces por eso te pregunté tímidamente. Yo acá voy por las mías y los libros de Reich, algunas web, sobretodo la de Frigola, pero ninguno de ellos toca este tema del examen de sangre directamente y yo tengo la gran corazonada que es algo trascendental en el poder llevar esta tecnología a la gente. Echaría al suelo cualquier cuestionamiento con solo comprobar que las concentraciones de bacilos T en la sangre de una persona cualquiera han disminuido producto de entrar por ejemplo en el acumulador, o en contraposición darse cuenta que los bacilos T no disminuyen para nada bajo un tratamiento de quimio o rayos.
        Esa nada más es mi intención por el momento, hacerlo muy simple. Además porque no soy médico ni científico, no tengo doctorados dados por el mundo mecanicista.

        Como aparte de todo esto, están los diferentes tratamientos propiamente tales, anímico emocionales, psicológicos, homeopáticos, de a, b c tendencias, dependiendo del tipo y del grado de enfermedad o detrimento de la persona.

        Espero explicarme bien, a veces, no es fácil para mi.

        Si puedes colaborarme te estaría muy agradecido, sino pues es cosa de tiempo que me consiga ese famoso microscopio y aprender a mirar a través de él los famosos bacilos T y los bienes, etc, etc. Luego expondré esos resultados después de aplicarlo en mi mismo, en conocidos o el que quiera.

        Gracias y siento haberme extendido tanto.

        • Artur Sala dice:

          Hola MIguel.

          Estoy un poco desbordado de trabajo, pero quiero decirte que valoro mucho tus aportaciones y espero poder responderte en breve.

          Por el momento te mando un cordial saludo.

  5. jregadera dice:

    Como la página al Experimento XX enlazada en el artículo está caduca, dejo la más actualizada por si vale de referencia: http://www.wilhelmreich.gr/en/research-programs/microscopic-research/experiment-xx/

Los comentarios están cerrados.