Ciencia Moderna o Ciencia Tradicional. Tercera Parte. Criterios para establecer una ciencia tradicional.

Queridos Lectores.

El último Leonardo Da Vinci, Walter Russell.

El último Leonardo Da Vinci, Walter Russell.

Tal y como decía en el manifesto que escribí en mi entrada anterior, este nuevo ciclo de entradas dedicadas a las ciencias tradicionales pretenden establecer unas bases de lo que yo propongo debería de ser un nuevo futuro y una nueva humanidad, constituida inevitablemente a partir de las verdaderas enseñanzas de un pasado prácticamente desconocido y malinterpretado, que fue sin duda un Período Brillante. Para ello, voy a explicar los criterios que de mi estudio he encontrado como válidos sobre de lo que estamos hablando cuando hablamos de ciencia y sociedad tradicional, y por que creo que gran parte de lo dicho y de lo que se va a decir aquí en las sucesivas entradas, tiene un carácter que pretende diferenciarse de otros blogs. Las visiones tradicionales sirvieron para terminar de cerrar un ciclo de búsqueda personal que giraba en torno a la misma pregunta; ¿ Por qué tantas y tantas veces no funciona? Pero cerrar un ciclo significa inevitablemente abrir otro, y en este sentido, sentí que el devenir del hombre del futuro, está empezando a despertar, progresar y empezar a dar los primero pasos firmes hacia un período de prosperidad, a pesar de la gran confusión que suponen estos tiempos actuales.

Si Gurdjeff habló de un cuarto camino, yo me quedo con un tercero, ya que pretendo ir mucho más allá de una mera ciencia y sociedad alternativa.

Sigue leyendo

La alquímia científica o la Química Nuclear. Segunda Parte. Kervran y las pruebas de las transmutaciones en biología.

Queridos lectores.

Las Transmutaciones Biológicas.

Las Transmutaciones Biológicas.

Siguiendo con el post anterior, hoy voy a hablar del más grande científico alquimista de la historia, Corentin Louis Kervran. Si bien parte de la información que publicó en 1960 en su libro “Las Transmutaciones Biológicas” es relativamente conocida, sus posteriores investigaciones que extendió al campo de la geología,  han permanecido prácticamente desconocidas no ya para la comunidad científica que han masacrado sus conclusiones, sino también para el interés general. Gracias a la reedición del año 2008 en italiano por parte de la editorial Macro Edizioni del ensayo original publicado en 1973 de la “Prueba de las transmutaciones a baja energía en geología”, donde extiende tales conocimientos y realiza nuevos y sorprendentes experimentos y ensayos sobre el terreno,  Kervran demostró que sus hallazgos cambiarían completamente la concepción que tenemos del origen y la formación de los minerales y las rocas en la Tierra. De su investigación extendida al campo de la geología como digo, Internet va vacío de información al respecto. En el próximo post, explicaré tales hallazgos en lo que se podría decir una exclusiva mundial. Sigue leyendo

La Alquímia Científica o la Química Nuclear. Primera Parte. Lavoisier, la “teoría” de Chandrasekhar, y los primeros alquimistas científicos.

Queridos lectores.

Ante todo pediros disculpas por este largo tiempo sin contestar a vuestros comentarios, pero mi trabajo de maestro me impide poder explicar todo lo que llevo investigando. Hoy voy a hablar del controvertido tema de la transmutación a baja temperatura y del nacimiento de una nueva ciencia; la química nuclear.

Tabla de los isótopos radiactivos.

Tabla de los isótopos radiactivos. Fuente; Wikipedia.

Según la ciencia oficial, a excepción de los pocos isótopos de los elementos químicos que podemos ver en la tabla adjunta, la transmutación entre elementos es imposible salvo que esta se produzca a elevadísimas temperaturas de millones de grados, aquellas que supuestamente se dan en el interior de las estrellas. Sin embargo y sin que nadie sepa porque, los elementos si pueden perder neutrones convirtiéndose por tanto en otros isótopos, sin dejar de ser el mismo elemento pero con unas propiedades diferentes. De allí vienen las archiconocidas pruebas de datación del Carbono-14 o del Cesio 137, que en este momento, empiezo a tener sólidas suposiciones de que también arrojan resultados contradictorios e incoherentes. Si partimos de la base (que más adelante veremos que es una medio verdad), de que los protones y los neutrones estan constituidos de los mismos tipos de quarks, 2 up y 1 down en el caso del protón y 1 up y 2 down en el caso del neutrón, resulta un tanto extraño de que sea tan aparentemente más fácil arrancar dos neutrones del Hierro-56 (91,57%) para convertirlo en Hierro-54 (5,84%), que arrancarle dos protones del Hierro-56 y convertirlo en Cromo-54. Una vez más, la ciencia no tiene una explicación a porque esto es así. Simplemente, es así. Sigue leyendo